Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La vicepresidenta de la Diputación de Soria, Esther Pérez, ha asistido hoy a la inauguración de la nueva colección del Museo Provincial del Traje Popular de Morón de Almazán que ha sido renovada íntegramente y cuenta con 20 nuevas vestimentas tradicionales de la provincia de Soria.

Esther Pérez ha explicado que la nueva colección permanecerá en el museo hasta finales de 2018 como “muestra de buena parte de nuestra cultura a través de la indumentaria”. “Todos somos conscientes de que hay que conservar el patrimonio, también la indumentaria, y con esta exposición se tratan de mostrar las prendas y vestimentas que llevaban nuestros abuelos hace apenas 100 años y que ya se están perdiendo”, ha explicado.

La vicepresidenta ha aclarado que la exposición ofrece 20 vestimentas completas de la provincia de Soria y también algunas piezas concretas como “los jubones de cuerdas arcaicas o las capas”. “Además se pueden contemplar 27 piezas en las que se pueden observar también los patrones o los textiles que se utilizaban”.

Esther Pérez ha explicado que dentro del Museo del Traje Popular tienen cabida otras exposiciones temporales como la que se ha inaugurado hoy del taller de pintura de Jaime del Huerto. Además, la vicepresidenta ha aprovechado la ocasión para anunciar una nueva actividad de la Diputación de Soria vinculada a Numancia 2017 que tendrá lugar desde mediados del próximo mes de julio en el Museo del Traje Popular con “una muestra de indumentaria celtíbera dentro de los actos de conmemoración del 2.150 aniversario de la gesta de Numancia”.

El Museo del Traje Popular atesora un variado conjunto de colecciones cuyos contenidos engloban objetos y prendas de diversa índole, aunque manteniendo la unidad que les aporta estar relacionados con el modo de vestir y el entorno de épocas pasadas. Los fondos museísticos proceden de colecciones particulares y han sido recopilados gracias a la labor realizada por el departamento de Cultura de la Diputación Provincial durante los últimos años llegando a 80 depositantes y donantes y más de 800 piezas.

Tras la exposición que se pudo contemplar el año pasado bajo el título ‘Un paseo por la gran moda desde el siglo XVIII’ que permitió a los visitantes disfrutar de una de las colecciones privadas de indumentaria más importantes del país, el museo vuelve a mostrar de una forma distinta y renovada al uso de los grandes museos nacionales de indumentaria el vestir popular de la provincia de Soria, mostrando a lo largo de sus salas la evolución de las prendas que las mujeres y hombres de la provincia vistieron desde finales del siglo XVIII hasta mitad del siglo XX.

El arte en el medio rural

Junto con la renovación de la colección de los trajes sorianos, el Museo Provincial del Traje Popular acogerá hasta el 9 de junio la exposición ‘El arte en el medio rural’ del taller de pintura de Jaime del Huerto. Las obras que componen esta singular muestra forman parte de un proyecto artístico que comenzó hace ya diecisiete años y que, contra viento y marea, todavía sigue convocando semanalmente a un entusiasta grupo de personas atraídos por el embrujo de los colores en el común empeño de mantener encendida una llama de esperanza en el desolador panorama de despoblación y olvido de la provincia.

El aprendizaje de la pintura artística por parte de personas que carecían de toda formación plástica o académica inicialmente, ha servido de dinamización permanente en pueblos como Tardelcuende, Matamala, Barca, Berlanga de Duero, Santa María de Huerta, Villasayas, Almazán, El Burgo de Osma y Soria capital.

Son numerosas las exposiciones realizadas desde que en 1999, en la casa de Soria en Madrid, se mostrará por primera vez el trabajo de tantos artistas, mujeres en su gran mayoría, quienes anónimamente, en la quietud y el silencio de los pueblos sorianos, desarrollan un trabajo encomiable alcanzando cotas artísticas difícilmente imaginables en su inicio. Los cuadros que pueden verse en el Museo del Traje Popular de Morón de Almazán han sido pintados expresamente tratando de entablar un diálogo con el sentido de lo “popular” que se desprende del mismo museo.