Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , ,

taller3

Los «Premios Regionales Fuentes Claras para la sostenibilidad en municipios pequeños de Castilla y León» se han consolidado en la Comunidad como un referente que reconoce el esfuerzo de los municipios pequeños, asociaciones y entidades sin ánimo de lucro y empresas que trabajan en el diseño y aplicación de modelos que promueven el desarrollo sostenible de los municipios en los que se desarrollan, contribuyendo a la mejora del medio ambiente y de la calidad de vida de los ciudadanos en el medio rural.

Los proyectos premiados servirán a lo largo de 2018 como modelos y ejemplos para avanzar en el desarrollo sostenible a través de la Escuela de Alcaldes que organizará la Junta de Castilla y León en esos municipios.

La Escuela de Alcaldes, donde copiar y aprovechar la experiencia de otros está bien visto, servirá de marco para presentar y explicar el contenido de estos proyectos a responsables y técnicos de municipios pequeños y de las asociaciones y empresas que desarrollan su actividad en las localidades de menos de 5.000 habitantes.

‘Entidades locales de menos de 1.000 habitantes’

Primer premio: «Del desarrollo local sostenible al desarrollo integral del territorio. De Cillán a la Sierra de Ávila»

El ayuntamiento de Cillán es el promotor del proyecto, en el que participan municipios pertenecientes a la Sierra de Ávila y otros de la provincia. El proyecto pretende impulsar un Desarrollo Rural Sostenible, desde una perspectiva supramunicipal y enmarcado en una dimensión global. Los inicios se plasman a partir de un Plan Estratégico participado, a partir del cual, se han puesto en marcha multitud de actividades, todas ellas transferibles, como son: Concentración parcelaria con criterios de sostenibilidad, recuperación de la fiesta de la matanza, Ruta de los oficios de Cillán, Campo de trabajo sobre arqueología, Museo de la comunicación y talleres de animación socio-comunitaria e informática. En el proceso de desarrollo del programa se han creado seis asociaciones, relacionadas con el desarrollo rural y el medio ambiente, habiendo colaborado más de 20 entidades públicas y privadas.

Segundo premio: «Actividades didácticas, divulgativas y formativas sobre procesos de construcción con tierra en la arquitectura tradicional»

El Ayuntamiento de Cuenca de Campos presenta el programa denominado AR&PA+TIERRA. Este proyecto tiene su origen en la rehabilitación de un antiguo edificio en ruinas (donde antiguamente se ubicaba la Iglesia de San Pedro) y su transformación en el Centro de Formación y Casa de Oficios de Cuenca de Campos, para la formación no reglada de construcción y restauración del patrimonio vernáculo construido en tierra. El objetivo del programa es preservar la arquitectura vernácula y el patrimonio construido en tierra, para la regeneración urbana y la promoción económica, además de conseguir un uso eficiente de los recursos naturales y promover buenas prácticas ambientales a través de la concienciación y la formación con respecto al uso de la tierra como material de construcción.

‘Entidades locales de 1.000 a 5.000 habitantes’

El primer premio ha sido para el proyecto ‘En Corrales el Medio Ambiente no es flor de un día’, presentado por el Ayuntamiento de Corrales del Vino (Zamora). Se trata de un proyecto integral de mejora del medio ambiente local, actuando desde distintas áreas: educación ambiental, experiencias con la naturaleza y evaluación de mejoras y necesidades. El segundo premio ha sido para el proyecto titulado ‘Conservación y divulgación del patrimonio natural y cultural en Lerma’, que consiste en el arreglo y conservación de los espacios urbanos y periurbanos. Se ha realizado una restauración paisajística, a través de la estabilización de taludes y fijación de suelos mediante repoblación y diversificación de especies y se han actualizado los medios interpretativos existentes (cartelería, señalética, itinerarios urbanos, publicaciones,..), tanto del paisaje como del patrimonio cultural, actuando en el casco urbano y alrededores.

XVIII Edición de los Premios Regionales Fuentes Claras

Estos premios comenzaron su andadura en el año 2000. En una primera etapa, los premios eran otorgados por el Ayuntamiento de San Miguel del Arroyo en colaboración con la consejería competente en materia de medio ambiente y, a partir del año 2003, se centraron en el reconocimiento de proyectos desarrollados en municipios de la comunidad de Castilla y León de menos de 1.000 habitantes.

El jurado valora la contribución a la mejora del medio ambiente y de la calidad de vida de los ciudadanos en el medio rural al promover el desarrollo sostenible del municipio en el que se llevan a cabo. Los criterios para distinguir los proyectos estarán basados en su singularidad, transferibilidad, esto es, que puedan aplicarse a otros municipios, su repercusión, las alianzas con otras entidades y su perdurabilidad, es decir, que pueda persistir en el tiempo de manera autónoma.