2018-05-09_jornada_seguridad_alimentaria_ciencias_3

Los ponentes de las jornadas técnicas de la Facultad de Ciencias explicaron las numerosas herramientas que existen para controlar la seguridad

ontrol oficial, herramientas para la seguridad alimentaria, protección de la salud y prácticas higiénicas en nuestros hogares y cocinas fueron algunos de los asuntos tratados en las Jornadas técnicas “A la vanguardia en Seguridad Alimentaria. Nuevas Tendencias e Higiene Sostenible”, que se han celebrado en el Salón de Actos de la Facultad de Ciencias.
La jornada –patrocinada por la empresa Betelgeux- ha contado con ponentes expertos en seguridad alimentaria y soluciones de higiene.

En este encuentro científico se habló de la seguridad alimentaria y de sus actores.

La profesora Ana María Díez, del Área de Tecnología de los Alimentos Universidad de Burgos, afirmó que el riesgo cero en la seguridad alimentaria no existe, aunque se mostró optimista, y señaló que “el actual mercado alimentario de la UE es más seguro y controlado que nunca”.

Díez recordó que existen numerosas herramientas para controlar la seguridad tanto a nivel operacional como político aunque subrayó que no hay que bajar la guardia y recordó que, según algunas informaciones aparecidas en prensa, al año mueren en el mundo 351.000 personas por intoxicaciones alimentarias.

El objetivo fundamental del sistema es garantizar a los consumidores que los productos que se encuentran en el mercado son seguros y no presentan riesgos para la salud, un derecho reconocido por el artículo 25 de la Declaración de Derechos Humanos. Aun así advirtió no hay que bajar el nivel de alerta y recordó en nuestro país casos como el sucedido hace 30 años del fraude de aceite de colza, el de las vacas locas, la intoxicación de pollo envasado con salmonela, que dañó seriamente la imagen de un grupo empresarial; así como la crisis del pepino en la que España inicialmente se comió “el marrón” cuando en realidad fue producido por unos brotes de soja.

Jornadas de seguridad alimentariaComo representante de la sanidad en nuestra región, el Jefe de la Sección Protección de la Salud de la Delegación Territorial de Burgos de la Junta de Castilla y León, Antonio González, explicó que algunas intoxicaciones alimentarias surgen por una mala praxis y recordó que la formación es muy importante. Esgrimió que los operados alimentarios tienen una gran responsabilidad en el cumplimiento de la legislación y en la seguridad de los alimentos y además se refirió a la prevención, la buena higiene alimentaria, planes de seguridad y Reglamentos.

Además detalló las normativas legislativas europeas emanadas del Parlamento Europeo y su regulación que depende del Consejo de la Unión y Europea aplicas a cualquier etapa de la producción, transformación y distribución de alimentos, así como de piensos producidos para alimentar a animales destinados a la producción de alimentos, y especificó los reglamentos europeos de seguridad alimentarias más importantes y las principales normativas nacionales.

González aclaró que los objetivos de control oficial son que las normas se cumplan y verificar el cumplimiento de la legislación. Para ello, la administración tiene establecidos una serie de procedimientos y actuaciones de control oficial programadas como inspecciones, auditorias y tomas de muestras… y otras no programadas que surgen por alertas, brotes y otras situaciones.

Por último, el responsable de la administración se refirió también al Plan Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria.

Durante la jornada se presentaron las nuevas tecnologías sobre seguridad alimentaria, así como metodologías de control y garantía higiénica en las instalaciones. Todo ello dentro de un entorno de higiene sostenible que permite realizar las tareas de una forma más eficiente, ahorrando consumos de agua, energía y tiempo, y respetando el medio ambiente.

Una parte importante de las conferencias de esta jornada fueron impartidas por representantes de la empresa Betelgeux especializada en la higiene industrial alimentaria, cosmética y farmacéutica, así como ganadera.