Ocho razones saludables para beber leche de oveja

La normativa define leche como la secreción mamaria de animales lecheros obtenida mediante  uno o más ordeños. En el caso de la leche de oveja, se trata de un producto rico en nutrientes.  Presenta hasta un 30% de materia seca y un 58% de proteína total. Además, sus glóbulos grasos  tienen el doble de tamaño en relación a otras leches. 

Asimismo, la leche de oveja es fuente de proteínas (caseínas, alfa-lactalbúmina, beta lactoglobulina y proteínas antibacterianas como lactoferrina, inmunoglobulinas, etc.), minerales  (calcio, magnesio, zinc y fosfatos), vitaminas (B1, B2, B12, retinol, folato, niacina, vitamina D, A  y C), ácidos grasos y aminoácidos esenciales, en una proporción muy superior a la que presentan  las leches de vaca y de cabra e, incluso, a la de la leche materna lo que favorece el buen  funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.  

Además, posee muchos beneficios que la hacen idónea para cuidar nuestra salud. Entre ellos  cabe indicar: 

– Es muy digestiva por su alto contenido en triglicéridos, que aportan un mayor valor  energético. Por ello es un alimento recomendado para los deportistas que realicen una  disciplina de alta intensidad. 

– Posee un alto porcentaje de nutrientes como el calcio y potasio, que son muy importantes en el fortalecimiento de los huesos, sobre todo en edad temprana. – Evita el aumento del indeseado colesterol, ya que tiene menos que el resto de las leches. – Posee un alto contenido en hierro, elemento perfecto para personas que padezcan o  quieran prevenir la anemia. 

– Tiene un alto porcentaje de vitamina A y C. La vitamina A es muy importante para el  fortalecimiento del cabello y para el normal funcionamiento de nuestro sentido de la  visión. La vitamina C nos ayuda en el refuerzo de nuestro sistema inmunológico frente  a diversos ataques de bacterias y virus. 

– Combate los radicales libres de los alimentos debido a su alto contenido en vitamina E,  que actúa en la prevención del cáncer.

– La leche de oveja tiene un alto poder antiinflamatorio, que ayuda en la recuperación de  los procesos que presenten estos síntomas. 

– La leche de oveja estimula el flujo sanguíneo al contener un alto porcentaje de las  vitaminas B y K, que favorecen la generación de glóbulos rojos. 

Por todo esto, la leche de oveja y sus productos pueden ser consumidos por su alto valor para  el bienestar y la salud de la población general, motivo por el que la Organización de Productores  de Leche de Oveja de Castilla y León prepara ya una campaña específica en Redes Sociales para  el fomento de su consumo.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s