EVITAR LOS RIESGOS PARA LA SALUD PARA DISFRUTAR DEL VERANO

El periodo estival es en nuestro medio una época relacionada con  un cambio en los hábitos de vida  y un aumento de las actividades lúdicas al aire libre, que pueden acompañarse de riesgos para la salud, si no adoptamos una serie de precauciones mínimas.

Uno de los problemas con los que nos enfrentamos todos los veranos es la aparición de las temidas “olas de calor “y sus efectos sobre la salud. El exceso de calor obliga a nuestro organismo a hacer un esfuerzo especial de adaptación para mantener la temperatura corporal, especialmente en los primeros días de calor, cuando aun no estamos acostumbrados a las elevadas temperaturas, si la ola de calor es muy prolongada, si las temperaturas no descienden por la noche, o si hay mucha humedad.

Los grupos con mayor riesgo de sufrir los efectos del calor son las personas mayores, los discapacitados y los niños pequeños  porque sus mecanismos de adaptación al calor son mas deficientes. También las personas con determinadas enfermedades crónicas (enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, insuficiencia renal, enfermedad de Parkinson, enfermedad de Alzheimer o patologías similares, y enfermedad psiquiátrica)o que estén realizando algún tratamiento medico que interfiera con los mecanismos de termorregulación o con la regulación del equilibrio hidroelectrolítico, pueden ser especialmente sensibles a las elevadas temperaturas. Y por supuesto, aquellas personas que tiene que trabajar al aire libre cuando las temperaturas son elevadas.

Las complicaciones que se relacionan  con la ola de  calor son, desde los  cuadros mas leves como los calambres (que traducen un déficit de sales minerales) y el agotamiento por calor (manifestado como debilidad, fatiga, mareo, nauseas, desmayo..) a los más severos, como puede ser la deshidratación y el golpe de calor (el organismo pierde la capacidad de controlar la temperatura, que asciende rápidamente pudiendo llegar a los 40ªC, acompañándose de mareo, cefalea y convulsiones), que si no se identifica y trata adecuadamente puede llegar hasta el coma y el fallecimiento de la persona.

Es importante informar a la población de las medidas que se deben adoptar para prevenir estos problemas:

  • Evitar salir de casa durante las horas centrales del día.
  • Beber más líquidos, sin esperar a tener sed. Sobre todo agua y zumos de fruta ligeramente fríos.
  • Evitar comidas copiosas y calientes. Tomar verduras y frutas y no abusar de las bebidas alcohólicas, ya que el alcohol aumenta la deshidratación.
  • Reducir la actividad física.
  • Usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombrero, gafas de sol y cremas protectoras solares.
  • Mantener las casas lo mas protegidas del calor que se pueda: durante el día bajar las persianas y cerrar las ventanas; abrirlas  por la noche para ventilar y refrescar.
  • Cuando estacione el coche no deje en el interior a niños ni ancianos con las ventanillas cerradas.
  • Ayude a las personas que puedan estar en mayor riesgo de sufrir los efectos del calor.

Y de las medidas a adoptar en caso de que se produzca algunos de los problemas previamente señalados:

  • Evitar la actividad física intensa.
  • Descansar en un lugar fresco.
  • Beber zumos ligeros y/o bebidas deportivas diluidas en agua, soluciones salinas isotónicas , o limonada alcalina.
  • Consultar con el medico si los síntomas duran mas de una hora.

En caso de atender a alguien que se sospeche que esta bajo los efectos de un golpe de calor, se debe avisar inmediatamente al 112. Mientras se espera, poner a la persona afectada en una habitación oscura, quitarle la ropa; si está consciente ponerle con la cabeza elevada y ofrecerle agua; y si está inconsciente ponerle en decúbito lateral  y posición fetal para aumentar la superficie de evaporación del cuerpo, y aplicar agua fría  o hielo por todo el cuerpo (con compresas, esponjas, ..). Medidas más específicas como el lavado gástrico con suero enfriado o las soluciones intravenosas preparadas a bajas temperaturas, así como medicación específica para las convulsiones si se producen, y otras medidas de soporte, dependerán de la valoración clínica que realicen los profesionales  sanitarios que acudan a atender al paciente. El golpe de calor sin atención medica inmediata puede tener un desenlace fatal.

Ahogamientos

Otro  problema recurrente en estas épocas del año  son los ahogamientos. En España, en el año 2015 la cifra de fallecidos por ahogamiento fue de 414 personas. Casi un 60% se produjeron en playas, y las 2/3 partes de estos en lugares que en el momento del incidente no tenían servicios de socorrismo. Los varones son mayoría (más del 70%), y respecto a la edad hay varios picos estadísticos, siendo el mas significativo el de los mayores de 60 años. En los niños, la edad de mayor riesgo es entre los 12 y 48 meses, produciéndose de modo mayoritario en piscinas domésticas no vigiladas (se estima que el vallado de las piscinas domesticas reduciría el riesgo de ahogamiento de los niños en un 85%). Las comunidades mas afectadas son la Comunidad valenciana, Andalucía y Canarias.

Un problema añadido en el caso de los ahogamientos es que se producen en muy pocos minutos y que normalmente las víctimas no pueden gritar o pedir socorro, no gesticulan o sacan los brazos por encima del agua y para una persona no entrenada no parecen estar en peligro. No obstante, a la hora de acudir en ayuda de alguien que se esta ahogando, valore en primer lugar que no está poniendo en peligro  su vida ni la de terceros.

La reanimación inmediata en el lugar del ahogamiento es esencial para la supervivencia y la recuperación neurológica posterior. Esto requiere reanimación por parte de alguno de los testigos y la activación del sistema de emergencia sanitaria: avise al 112 e inicie maniobras de reanimación cardiopulmonar, si tiene conocimientos para ello.

Las recomendaciones de los expertos para ayudar a prevenir los ahogamientos y otro tipo de accidentes relacionados con los baños estivales son las siguientes:

  • Vigile a los niños en todo momento cuando estén en el agua o cerca de ella.
  • Utilizar un chaleco salvavidas si no se sabe nadar o aunque se sepa nadar cuando se practique un deporte náutico. Los flotadores hinchables no son recomendables.
  • Respetar las indicaciones de los socorristas y los avisos sobre el estado de las zonas de baño.
  •  No consuma alcohol cuando se vaya a realizar cualquier tipo de actividad en el agua.
  • No bañarse de noche.
  • Bañarse siempre acompañado. Si se baña solo y le ocurre algo, nadie podría verle
  • Conocer la profundidad y el fondo  del agua antes de  zambullirse.

Protección ante las radiaciones solares

No podemos olvidar los efectos adversos de las radiaciones solares (quemaduras, insolaciones, envejecimiento cutáneo prematuro y aumento de los cánceres de piel), fácilmente evitables si se siguen una serie de precauciones básicas:

  • Evite exponerse al sol en las horas centrales del día (de 12 a 17 horas), así como exposiciones prolongadas o siestas.
  • Disminuya las partes del cuerpo expuestas directamente al sol.
  • Se recomienda cubrir la cabeza con sombreros o gorras.
  • Utilizar gafas de sol homologadas que filtren, al menos, el 90% de la radiación ultravioleta(UV).
  • Utilice productos de protección solar con un factor elevado y adecuados a su edad, tipo de piel y zona del cuerpo. Estos protectores deberán aplicarse, en cantidades generosas, 30 minutos antes de exponerse al sol y renovarse cada dos horas y después de cada baño. Recuerde que la única forma de evitar completamente los daños del sol es evitar la exposición solar y, cuando esto no se haga, tomar las medidas de protección adecuadas descritas para intentar disminuir el riesgo.
  • Sea cuidadoso en exposiciones sobre y en el agua, ya que la radiación puede penetrar hasta un metro en el agua clara.
  • Proteja especialmente a los niños. Se debe evitar también que menores de 3 años estén expuestos al sol. Se deben utilizar cremas de factor solar elevado (se aconsejan factores de protección solar mayores de 40).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s