San Sebastián Gastronomika transporta a los asistentes alrededor de los cinco continentes a través de la cocina más cosmopolita con ponencias, catas y talleres orientados a profesionales. Este miércoles se cierra una decimoctava edición cargada de éxitos, que deja, nunca mejor dicho, un gran sabor de boca.

Por cuarto año consecutivo el evento gastronómico por excelencia brilló de la mano del Consejo Regulador de la Ribera del Duero, con una gran notoriedad de las acciones de Ribera del Duero a lo largo de los cuatro días de congreso. La inauguración estuvo protagonizada por un gran brindis con Ribera para homenajear a Gastón Acurio, el chef peruano alabó la calidad de los vinos, la apuesta de los bodegueros por el terruño, la sostenibilidad y la preservación de la esencia, aspectos que hacen única a la Denominación de Origen Ribera del Duero y por supuesto a sus vinos.

En el brindis participaron Gastón Acurio, Arzak, Aduriz, Berasategui, Arguiñano, Subijana, el repostero Paco Torreblanca y cocineros estrella de India, China, Turquía o Australia, países invitados, junto con Miguel Sanz, Director General del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero. La apertura del congreso tuvo un maridaje cien por cien Ribera con un auditorio del Kursal abarrotado, fue un comienzo inigualable resultado de la suma de talentos, calidad y autenticidad.

Además el congreso tuvo un toque muy especial con la celebración de la Cata de Ribera “Espíritu Intrépido”, un evento único que tuvo una gran acogida. De hecho, fue tal éxito de la cata guiada por Ferrán Centelles y Guillermo Cruz que hubo que ampliar el aforo, y entre los asistentes se encontraban sumilleres como Pitu Roca o Pilar Carro, periodistas y representantes de hostelería.

A través de doce vinos quedó patente el momento de reinvención, de vuelta a los orígenes y de excelencia que está viviendo la Ribera, llegándose a definir a la Denominación de Origen  como el culmen de la expresión y de las emociones en boca.

Durante la cata se recitó poesía, sonó la música, se saboreó cada sorbo de vino, se habló de elegancia, potencia, frescura, intensidad, jugosidad. Y sobre todo, se reconoció continuamente la calidad y la majestuosidad de cada vino. Una cata que terminó con grandes aplausos y con dos apreciaciones de los maestros de ceremonias; la importancia de que toda expresión artística aspire a dibujar su futuro, incluido el vino y los ánimos a la Denominación de Origen a seguir emocionando, transcendiendo y sobre todo a continuar creando arte.

Asimismo, cinco grandes vinos de Ribera acompañaron a los manjares más representativos de la gastronomía de San Sebastián en una gran cena que reunió a 120 comensales en el Hotel María Cristina. Fueron Pícaro del Águila Clarete, Corimbo I, Pruno, Viña Pedrosa Reserva y Gran Callejo los encargados de amenizar la velada con su tinto color y suculento sabor.

Una edición redonda para un evento excepcional que nos transporta año tras año a diferentes rincones del mundo y que logra maridar comida y vino de un modo irrepetible. En palabras de Miguel Sanz, Director General del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero: “Estamos encantados de formar parte de un evento culinario de tal envergadura como es San Sebastián Gastronomika. Desde la Denominación de Origen buscamos la excelencia en cada uno de nuestros vinos y ser capaces de compartir nuestro saber hacer con los mejores chefs del mundo es siempre un gran honor. Seguiremos esforzándonos por sorprender, emocionar y hasta enamorar.”

Hoy en la jornada de clausura de San Sebastián Gastronomika Ribera del Duero sigue teniendo especial protagonismo. Chefs internacionales y periodistas disfrutan todavía de una selección de nueve vinos de bodegas de la Denominación de Origen que se ofrecen en exclusiva en las salas vip del congreso.

Adjunto incluimos declaraciones de Gastón Acurio, gran chef peruano, y Guillermo cruz, mejor sumiller del mundo hablando sobre los vinos de Ribera del Duero.

Sobre el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero es el organismo responsable de velar por la autenticidad de los vinos de esta región, asegurando que cada botella que lleva su contra etiqueta ha superado rigurosos controles de calidad.

Cerca de 300 bodegas forman parte de esta demarcación situada en la cuenca del río Duero y seleccionada como Mejor Región Vitícola del Mundo en 2012. Los vinos de la DO Ribera del Duero se caracterizan por su gran calidad, producción limitada y una fuerte apuesta por la innovación. El afán de superación, la experiencia y una actitud creativa, junto con la dedicación, tradición y talento de sus viticultores y bodegueros, convierten a los vinos de Ribera del Duero en únicos.