Etiquetas

, , , , ,

La fiesta del Zarrón compila muchos elementos relacionadas con los ritos agropecuarios de la meseta y es la manifestación folklórica más representativa y de mayor arraigo popular de Almazán.

El Zarrón de Almazán se ha proclamado ganador del IV Premio Colodra que otorga la Diputación de Soria tras obtener el 64,36% de los apoyos en la votación popular que este año se ha puesto en marcha para elegir al ganador. El Zarrón competía con la Barrosa de Abejar y el Museo de la Cerámica de Quintana Redonda. En total, durante el periodo de votación popular que se prolongó del 28 de octubre al 13 de noviembre se registraron a través de la página web de la Diputación 1.560 votos, de los cuales el 64,36% fueron para el Zarrón (1.004 votos), el 30,84% para la Barrosa y el 4,8% para el Museo de Quintana.

El Premio Colodra fue creado por la Diputación Provincial con el fin de ofrecer un reconocimiento público a personas, colectivos e instituciones que hayan destacado por su esfuerzo por preservar las costumbres y tradiciones sorianas. En el caso del Zarrón, la fiesta compila muchos elementos relacionadas con los ritos agropecuarios de la meseta y es la manifestación folklórica más representativa y de mayor arraigo popular de Almazán. Se desarrolla durante la festividad de San Pascual Bailón, a quien los pastores de la villa eligieron por patrono.

Es la figura del Zarrón, sin duda, el protagonista y el personaje central de la fiesta. Ataviado con prendas de piel curtida y sombrero negro con grandes plumas de buitre y rabos de zorro cosidos, era antaño su cometido guardar el orden en la procesión pero, con el tiempo, ha prevalecido la prueba de valor de los que desafían sus zambombazos.

La Cofradía de San Pascual Bailón de Almazán celebra además este año su bicentenario.

Los galardonados en anteriores ediciones fueron Carmen de la Mata, las danzas de paloteo de la provincia y las vestidoras de las Móndidas de San Pedro Manrique.

Hasta ahora el premio se concretaba en la entrega de una colodra, pero como novedad desde este año el ganador recibirá también una dotación económica de 1.000 euros, tal y como se aprobó en la comisión de Cultura por unanimidad de todos los grupos políticos. Para el presidente de la comisión, Amancio Martínez, el hecho de otorgar un premio económico puede ser un “aliciente” para las asociaciones, colectivos o personas. “Es importantísimo para toda la provincia mantener el acervo cultural que tenemos en la mayoría de localidades y pueblos por muy pequeños que sean”, añade.

Para el próximo año la Diputación seguirá dotando de una mayor participación a este premio, abriendo la votación popular también a la selección de los candidatos de modo que puedan ser los vecinos de la provincia los que propongan a los finalistas. De entre todas las propuestas, los técnicos del departamento elegirán a tres candidatos y de nuevo se volverá a abrir un periodo de votación popular para elegir al ganador.