Etiquetas

, , , , , , , ,

El turismo rural castellano leonés obtiene un nivel de recomendación del 43,48%. Lo que incrementa en 14 puntos el dato del anterior estudio.

lagunas atardecer.jpg

La especialización de los alojamientos castellano-leoneses en el turismo ornitológico y enológico supera a la media nacional. 

El nuevo informe del Observatorio del Turismo Rural de 2017 sobre La evolución del turismo rural en Castilla y León elaborado por la universidad CETT-UB, EscapadaRural y la empresa Netquest desvela el 38% de las personas que viajan a esta comunidad lo hace con un grupo de amigos, el 28% en pareja, y el 25% en familia. La presentación pública de estos datos inéditos se ha realizado en el marco de la jornada sobre turismo rural organizada por EscapadaRural.com y la Diputación de Ávila. El Diputado del Área de Promoción y Emprendimiento de Ávila, Federico Martín Blanco, y la Directora de Comunicación de Escapadarural.com, Ana Alonso, han dado la bienvenida oficial a los asistentes al evento.

Las conclusiones del estudio son rotundas: La mayoría de los turistas rurales que eligen Castilla y León viajan con amigos, puesto que un 22% lo hace con un pequeño grupo de amistades y un 16% con hasta más de 10 personas. En consecuencia, es lógico que el 72,50% de los alojamientos rurales esté orientado a esta tipología de clientes. De hecho, un 65% de los clientes de este destino prefieren reservar casas rurales de alquiler íntegro, lo que supone hasta 7 puntos más que la media nacional. Asimismo, un 80,2% de la oferta encaja con esta modalidad de contratación, superando también en 7 puntos el promedio general del país.

Por otro lado, el Observatorio del Turismo Rural revela que, entre lo más valorado por este perfil de turista, destaca la existencia de espacios comunes amplios, aspecto que han señalado un 46% de los encuestados y que contrasta con el 39% de media nacional. Sin embargo, la admisión de mascotas pasa a un segundo plano para los viajeros que eligen Castilla y León para sus escapadas rurales, puesto que sólo lo han señalado un 14%, lo que queda a 4 puntos porcentuales de distancia de la media nacional.

Solo 1 de cada 10 alojamientos castellano-leoneses ha bajado los precios

Los resultados revelan que la mayoría (67,40%) de alojamientos castellano-leoneses han mantenido sus tarifas durante el último año. Sin embargo, un 17,30% los ha modificado a la baja y sólo un 15,2% al alza, siendo este último dato 5 puntos inferior a la media nacional.

Según datos del informe del OTR, el precio influye a un 55% de los encuestados a la hora de realizar una escapada rural, pero sólo un 31% basa totalmente su decisión en este punto y un 14% señala que son poco importantes porque da más importancia a otros aspectos.

Por otro lado, el comportamiento de los clientes del turismo rural en Castilla y León en relación al presupuesto de su estancia varía según la compañía. Cuando se viaja con amigos el promedio general de gasto por persona/día en alojamiento es de 36 €, 25 € en actividades y 27 € en comida. Si se viaja en familia el gasto en alojamiento es de 38 €, 24 € en actividades y 28 € en comidas. Sin embargo, cuando el viaje es en pareja las cifras aumentan, con un desembolso medio en pernoctaciones de 46 €, 28 € en actividades, y 33 € en experiencias gastronómicas. El tipo de acompañante también es un factor decisivo y a la hora de anticiparse en la reserva un 60% de los encuestados que viajan en grupo reconoce ser más precavido cuando se escapa con amigos.

El NPS obtiene un nivel de recomendación del 43,48%

En este último informe los datos, en referencia a la recomendación que los alojamientos castellano-leoneses generan en su clientela, han mejorado notablemente respecto a la edición anterior. El NPS, una métrica ampliamente aceptada para medir la satisfacción del cliente, ha alcanzado el 43,48%, superando en 14 puntos las cifras registradas en 2015. En ambos casos se denota un elevado nivel de satisfacción y probabilidad de recomendación, lo cual pone de manifiesto el gran potencial del sector. Sin embargo, en el caso de Castilla y León, se denota un nivel de recomendación algo inferior, ya que la media española se sitúa en un 45,81%.

Turismo ornitológico y enológico nichos de mercado en alza

En conjunto y en relación a los nichos de mercado, destaca como una apuesta significativa de este territorio la existencia de alojamientos orientados al turismo ornitológico, que alcanza el 11,6% mientras que en el resto del país llega al 7,30%. Asimismo, el turismo enológico también obtiene cifras mayores en Castilla y León, con un 10,5% vs. 7,50%. En ambos casos los destinos competidores son fuertes, dado que Extremadura ya es todo un referente en cuanto al posicionamiento birdwatching y La Rioja lleva tiempo consolidada como lugar para practicar enoturismo, pero sin duda Castilla y León posee atractivos suficientes para destacar en ambos sentidos.

Además, las cifras del grado de especialización también revelan que el colectivo deseable para el 11,70% de los propietarios castellano-leoneses son los deportistas en general, cifra algo inferior al 13,80% que registra el resto de España. Y a su vez, los ciclistas son el perfil menos atractivos, ya que sólo lo señalan un 9,1% vs. un 12,90% de media nacional.