“En la práctica, las mujeres están incorporadas al mundo rural y al cooperativismo desde hace mucho tiempo”

No hay comentarios

Hace 4 años la cooperativa programó un proceso de transformación para dimensionarse y adaptarse a las exigencias de sus socios y del mercado, e inició un proceso que culminó con la fusión de seis cooperativas en una cooperativa de primer grado en enero del 2017. En diciembre de ese año, el Consorcio fue reconocido como proyecto prioritario por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Sus socios vieron la necesidad de avanzar unidos hacia proyectos empresariales más ambiciosos mejorando la identidad de lo que debería ser una cooperativa de servicios al ganadero. 

El futuro próximo de la cooperativa se sustentará sobre este reconocimiento que ha supuesto cumplir con una estrategia inversión constante que ha alcanzado durante 2020 la cifra de 5 millones de euros, y cuyo fin es profesionalizar la asistencia en las ganaderías, invertir, mejorar y ampliar las instalaciones existentes y avanzar en la cadena de valor de la leche, la carne de ovino y de vacuno.

Hablamos con su gerente José Antonio Asensio Carreras:

¿Cuáles son las actividades que realiza la cooperativa y los servicios que presta a sus socios?

La cooperativa se dedica a prestar ayuda técnica en la producción de las 650 explotaciones de sus socios ganaderos, a la comercialización de su leche, lechazos y vacunos; a la producción y comercialización de mezclas y materias primas de alimentación animal y a la industrialización y la transformación de parte de la leche, lechazos y vacunos producidos.   

La asistencia a las ganaderías y el servicio técnico al socio es el soporte fundacional y fundamental de la cooperativa, y se aplica con carácter universal adaptándose a la necesidad de cada socio. Asesoría en alimentación (formulación, análisis, optimización recursos…). Asesoría en reproducción (organización de paridera, sincronización, ecografías, inseminación…). Calidad de leche (revisión salas de ordeño, análisis, instalación programas de ordeño, asesoría en consumibles, interlocución instaladores…). Calidad de carne (revisión ganadería, análisis, clasificación, auditoría interna, carga y matadero…). Asesoría gestión técnica económica (control lechero, implantación programa de gestión, genética, tutoría…). Asesoría en gestión medioambiental (residuos…). Servicio de sustitución con correturnos. Servicio de farmacia. Servicio de identificación animal. Clínica. Programa sanitario. Aula de formación permanente.

Las actividades propias de la cooperativa se dividen en 4 áreas de negocio. Recogida y comercialización de leche de oveja, producción y comercialización de piensos y forrajes, industria láctea de quesos y elaborados de leche de oveja, recogida, comercialización de carne de ovino, y recogida y comercialización de carne de vacuno. 

Somos socios de Dehesa Grande desarrollando actividades propias de vacuno, comercialización, cebo, sacrificio y despiece, tanto en vacuno como en ovino en nuestro matadero de Vitigudino. 

¿Qué papel juega en la cooperativa la profesionalización, la innovación y la inversión en nuevas tecnologías?

    Sin duda, la profesionalización, la innovación y la inversión en nuevas tecnologías son patas de la misma mesa y esenciales en el mundo rural en el que desarrollamos nuestros negocios. En la actualidad mantenemos dos Convenios de colaboración con la Universidad de León y con la Politécnica de Madrid cuya misión principal es realiza actividades de apoyo tecnológico, de servicio y de asesoría científica y tecnológica en materia de producción de leche y carne de ovino en nuestras ganaderías y en nuestra industria. Además, en leche estamos inmersos en un proyecto para el desarrollo de productos lácteos potenciando las propiedades saludables de la leche de oveja. Y en carne, estamos monitorizando el peso de nuestros ovinos utilizando técnicas de visión por computador morfológico y aprendizaje profundo. Cabe también reseñar en este apartado que estamos diseñando un programa que permita monitorizar a través de unos índices de referencia en qué áreas se debe actuar para mejorar los márgenes de negocio en cada ganadería.

    ¿Cuál es la relación del socio con la cooperativa?

La cooperativa representa el interés económico y social de 650 socios que viven en 186 pueblos, emplean 37 personas y mantienen abiertos en la actualidad 7 centros de trabajo.

El socio es la cooperativa, la razón de ser y de seguir siéndolo, su misión básica es “lograr la sostenibilidad económica y social de las ganaderías de los socios, haciéndolas más competitivas y rentables y aportándoles los servicios y asistencia que cada ganadero necesite”. 

¿Qué ventajas destacaría del cooperativismo para los socios ganaderos?

La integridad, la honestidad y la transparencia de los cooperativistas y del cooperativismo. El esfuerzo, la dedicación y el compromiso constante en favor de cada socio. La cercanía y el arraigo territorial. Y, su cohesión social, la sostenibilidad económica y el desarrollo rural de las actividades que promueve. 

¿Cómo incentivar una mayor participación de jóvenes y mujeres en las cooperativas?

En la práctica, las mujeres están incorporadas al mundo rural y al cooperativismo desde hace mucho tiempo; son las administraciones y sus políticas las que deberían evolucionar hacia unas normativas que favoreciese su visibilidad y jurídicamente la titularidad y el protagonismo de la mujer en sus ganaderías. 

Para nosotros la solución a la despoblación rural pasa porque las políticas sepan dar visibilidad a la mujer en la actividad ganadera.  

Nuestra cooperativa ha organizado y ejecutado un Plan de Dinamización para la contratación de mujeres en las ganaderías a través de una “Bolsa de Pastoras”. Hemos participado activamente en el Foro Nacional de Business Agro y en Congresos de Urcacyl en materia de emprendimiento y liderazgo de la mujer cooperativa. Actualmente somos representantes de Castilla y León en AMCAE, Asociación de Mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de España. Hemos contribuido a elaborar el Código de Buenas Prácticas en Igualdad de Oportunidades. En el año 2019 presentamos una mujer a la candidatura del Ovino en Urcacyl. Y en 2020, en la sede de la Jornada Digital hemos participado con nuestra representante del Consejo Rector. 

El liderazgo y la participación de las mujeres es muy activa en el Consorcio de Promoción del Ovino, mantenemos una consejera en el Consejo Rector y casi el 50% de empleados en la cooperativa son mujeres, todas ellas en puestos de responsabilidad y algunas de dirección.

Sin duda, para incorporar jóvenes, sean hombres o mujeres, se necesita consolidar la actividad ganadera como una forma de vida rentable y social en el medio rural. No se trata de vivir en la ciudad y trabajar en el medio rural, se trata de vivir en el medio rural y deberían ser las administraciones (local, provincial, regional, nacional y europea) las que favorecieran invirtiendo en los servicios imprescindibles (educación, sanidad, transporte, seguridad, principalmente) y repercutir en incentivos fiscales y laborales la implantación de empresas en el medio rural.

¿Es fluida la comunicación y la colaboración entre cooperativas? ¿Cómo podría incrementarse?

Técnicamente, la Ley de Cooperativas prevé la colaboración intercooperativas y se favorece y subvenciona las operaciones entre cooperativas tractoras y colaboradoras, sin embargo, debería haber más casos de éxito, compartir y competir en el territorio en las mismas actividades debería exigir una comunicación más fluida y productiva empresarialmente.  

En los próximos años, la misión de las cooperativas aumentará en este sentido y los acuerdos se incrementarán por demanda de los socios y en cooperativas que avancen en la cadena de servicio y valor con nuevas y más complejas competencias y nuevos retos empresariales en un mundo rural que cada vez estará más aislado. Y, ahí estaremos obligados a hablar más, a negociar más y alcanzar sinergias propias y ajenas que permitan conseguir resultados más rentables para nuestros socios.  

¿Qué retos tiene la cooperativa de cara a los próximos años?

  1. Aumentar la rentabilidad de las ganaderías de los socios.
  2. Ampliar los servicios y la relación constante de atención a sus socios ganaderos. 
  3. Avanzar en la cadena de valor de la leche, quesos, lechazos, corderos y vacunos.
  4. Establecer acuerdos intercooperativos para mejorar la atención a los ganaderos y la posición de la cooperativa en el mercado de consumo de productos agroalimentarios.
  5. Entablar una comunicación más fluida, interactiva y constante entre el medio urbano y el rural.
  6. Rentabilizar la implementación de la I+D+i en nuestras ganaderías e industria.
  7. Asumir el reto digital en el medio rural: la industria rural 4.0. 

Hace 4 años la cooperativa programó un proceso de transformación para dimensionarse y adaptarse a las exigencias de sus socios y del mercado, e inició un proceso que culminó con la fusión de seis cooperativas en una cooperativa de primer grado en enero del 2017. En diciembre de ese año, el Consorcio fue reconocido como proyecto prioritario por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Sus socios vieron la necesidad de avanzar unidos hacia proyectos empresariales más ambiciosos mejorando la identidad de lo que debería ser una cooperativa de servicios al ganadero. 

El futuro próximo de la cooperativa se sustentará sobre este reconocimiento que ha supuesto cumplir con una estrategia inversión constante que ha alcanzado durante 2020 la cifra de 5 millones de euros, y cuyo fin es profesionalizar la asistencia en las ganaderías, invertir, mejorar y ampliar las instalaciones existentes y avanzar en la cadena de valor de la leche, la carne de ovino y de vacuno.

Hablamos con su gerente José Antonio Asensio Carreras:

¿Cuáles son las actividades que realiza la cooperativa y los servicios que presta a sus socios?

La cooperativa se dedica a prestar ayuda técnica en la producción de las 650 explotaciones de sus socios ganaderos, a la comercialización de su leche, lechazos y vacunos; a la producción y comercialización de mezclas y materias primas de alimentación animal y a la industrialización y la transformación de parte de la leche, lechazos y vacunos producidos.   

La asistencia a las ganaderías y el servicio técnico al socio es el soporte fundacional y fundamental de la cooperativa, y se aplica con carácter universal adaptándose a la necesidad de cada socio. Asesoría en alimentación (formulación, análisis, optimización recursos…). Asesoría en reproducción (organización de paridera, sincronización, ecografías, inseminación…). Calidad de leche (revisión salas de ordeño, análisis, instalación programas de ordeño, asesoría en consumibles, interlocución instaladores…). Calidad de carne (revisión ganadería, análisis, clasificación, auditoría interna, carga y matadero…). Asesoría gestión técnica económica (control lechero, implantación programa de gestión, genética, tutoría…). Asesoría en gestión medioambiental (residuos…). Servicio de sustitución con correturnos. Servicio de farmacia. Servicio de identificación animal. Clínica. Programa sanitario. Aula de formación permanente.

Las actividades propias de la cooperativa se dividen en 4 áreas de negocio. Recogida y comercialización de leche de oveja, producción y comercialización de piensos y forrajes, industria láctea de quesos y elaborados de leche de oveja, recogida, comercialización de carne de ovino, y recogida y comercialización de carne de vacuno. 

Somos socios de Dehesa Grande desarrollando actividades propias de vacuno, comercialización, cebo, sacrificio y despiece, tanto en vacuno como en ovino en nuestro matadero de Vitigudino. 

¿Qué papel juega en la cooperativa la profesionalización, la innovación y la inversión en nuevas tecnologías?

    Sin duda, la profesionalización, la innovación y la inversión en nuevas tecnologías son patas de la misma mesa y esenciales en el mundo rural en el que desarrollamos nuestros negocios. En la actualidad mantenemos dos Convenios de colaboración con la Universidad de León y con la Politécnica de Madrid cuya misión principal es realiza actividades de apoyo tecnológico, de servicio y de asesoría científica y tecnológica en materia de producción de leche y carne de ovino en nuestras ganaderías y en nuestra industria. Además, en leche estamos inmersos en un proyecto para el desarrollo de productos lácteos potenciando las propiedades saludables de la leche de oveja. Y en carne, estamos monitorizando el peso de nuestros ovinos utilizando técnicas de visión por computador morfológico y aprendizaje profundo. Cabe también reseñar en este apartado que estamos diseñando un programa que permita monitorizar a través de unos índices de referencia en qué áreas se debe actuar para mejorar los márgenes de negocio en cada ganadería.

    ¿Cuál es la relación del socio con la cooperativa?

La cooperativa representa el interés económico y social de 650 socios que viven en 186 pueblos, emplean 37 personas y mantienen abiertos en la actualidad 7 centros de trabajo.

El socio es la cooperativa, la razón de ser y de seguir siéndolo, su misión básica es “lograr la sostenibilidad económica y social de las ganaderías de los socios, haciéndolas más competitivas y rentables y aportándoles los servicios y asistencia que cada ganadero necesite”. 

¿Qué ventajas destacaría del cooperativismo para los socios ganaderos?

La integridad, la honestidad y la transparencia de los cooperativistas y del cooperativismo. El esfuerzo, la dedicación y el compromiso constante en favor de cada socio. La cercanía y el arraigo territorial. Y, su cohesión social, la sostenibilidad económica y el desarrollo rural de las actividades que promueve. 

¿Cómo incentivar una mayor participación de jóvenes y mujeres en las cooperativas?

En la práctica, las mujeres están incorporadas al mundo rural y al cooperativismo desde hace mucho tiempo; son las administraciones y sus políticas las que deberían evolucionar hacia unas normativas que favoreciese su visibilidad y jurídicamente la titularidad y el protagonismo de la mujer en sus ganaderías. 

Para nosotros la solución a la despoblación rural pasa porque las políticas sepan dar visibilidad a la mujer en la actividad ganadera.  

Nuestra cooperativa ha organizado y ejecutado un Plan de Dinamización para la contratación de mujeres en las ganaderías a través de una “Bolsa de Pastoras”. Hemos participado activamente en el Foro Nacional de Business Agro y en Congresos de Urcacyl en materia de emprendimiento y liderazgo de la mujer cooperativa. Actualmente somos representantes de Castilla y León en AMCAE, Asociación de Mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de España. Hemos contribuido a elaborar el Código de Buenas Prácticas en Igualdad de Oportunidades. En el año 2019 presentamos una mujer a la candidatura del Ovino en Urcacyl. Y en 2020, en la sede de la Jornada Digital hemos participado con nuestra representante del Consejo Rector. 

El liderazgo y la participación de las mujeres es muy activa en el Consorcio de Promoción del Ovino, mantenemos una consejera en el Consejo Rector y casi el 50% de empleados en la cooperativa son mujeres, todas ellas en puestos de responsabilidad y algunas de dirección.

Sin duda, para incorporar jóvenes, sean hombres o mujeres, se necesita consolidar la actividad ganadera como una forma de vida rentable y social en el medio rural. No se trata de vivir en la ciudad y trabajar en el medio rural, se trata de vivir en el medio rural y deberían ser las administraciones (local, provincial, regional, nacional y europea) las que favorecieran invirtiendo en los servicios imprescindibles (educación, sanidad, transporte, seguridad, principalmente) y repercutir en incentivos fiscales y laborales la implantación de empresas en el medio rural.

¿Es fluida la comunicación y la colaboración entre cooperativas? ¿Cómo podría incrementarse?

Técnicamente, la Ley de Cooperativas prevé la colaboración intercooperativas y se favorece y subvenciona las operaciones entre cooperativas tractoras y colaboradoras, sin embargo, debería haber más casos de éxito, compartir y competir en el territorio en las mismas actividades debería exigir una comunicación más fluida y productiva empresarialmente.  

En los próximos años, la misión de las cooperativas aumentará en este sentido y los acuerdos se incrementarán por demanda de los socios y en cooperativas que avancen en la cadena de servicio y valor con nuevas y más complejas competencias y nuevos retos empresariales en un mundo rural que cada vez estará más aislado. Y, ahí estaremos obligados a hablar más, a negociar más y alcanzar sinergias propias y ajenas que permitan conseguir resultados más rentables para nuestros socios.  

¿Qué retos tiene la cooperativa de cara a los próximos años?

  1. Aumentar la rentabilidad de las ganaderías de los socios.
  2. Ampliar los servicios y la relación constante de atención a sus socios ganaderos. 
  3. Avanzar en la cadena de valor de la leche, quesos, lechazos, corderos y vacunos.
  4. Establecer acuerdos intercooperativos para mejorar la atención a los ganaderos y la posición de la cooperativa en el mercado de consumo de productos agroalimentarios.
  5. Entablar una comunicación más fluida, interactiva y constante entre el medio urbano y el rural.
  6. Rentabilizar la implementación de la I+D+i en nuestras ganaderías e industria.
  7. Asumir el reto digital en el medio rural: la industria rural 4.0. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s